Compartinos

Cómo el silicio puede ayudarte a conseguir una mejor marihuana

  • Existen muchos beneficios respaldados por datos para añadir silicio al régimen de alimentación en los cultivos de cannabis.
  • El silicio ayuda a las plantas a combatir enfermedades y plagas, construir paredes celulares fuertes, absorber nutrientes, combatir la toxicidad de los metales y, en última instancia, mejorar el rendimiento de los cultivos.
  • Los estudios demuestran que el silicio debe usarse durante todo el ciclo de vida de la planta, desde la etapa de plántulas o clones hasta la cosecha. 

La sílice es una de esas cosas que probablemente has escuchado un millón de veces, pero es posible que no sepas qué es. Según el diccionario, la sílice es «un compuesto incoloro, duro, no reactivo que se produce como cuarzo mineral y como componente principal de la arenisca y otras rocas». El vidrio está hecho de sílice, la arena a menudo está hecha de sílice, y por supuesto, también se encuentra en el suelo. De hecho, según Britannica.com, la masa de la corteza terrestre es 59 % de sílice y es el componente principal en el 95 % de las rocas identificadas. Cuando el silicio entra en contacto con el oxígeno se forma sílice. Es decir, sílice es el término común para el compuesto de dióxido de silicio.

Por tanto el silicio es abundante en muchos suelos y es un componente principal del tejido vegetal, a veces en concentraciones aún más altas que el nitrógeno y el potasio, dos de los tres macronutrientes principales. Y aunque es vital para la salud de las plantas, el silicio no está clasificado como uno de los nutrientes esenciales para el cannabis, lo que puede hacer que algunos cultivadores crean que no es necesario añadirlo a la alimentación normal de las plantas. A continuación explicamos por qué esto es un error:

¿Qué beneficios proporciona el silicio para las plantas?

Paredes celulares más fuertes

El silicio refuerza las células vegetales de adentro hacia afuera, fortaleciendo las paredes celulares que ayudan a la planta a construir ramas lo suficientemente resistentes como para soportar el peso de los cogollos. Las paredes celulares más gruesas permiten tallos más grandes que pueden absorber y transportar más agua y nutrientes, lo que permite tasas de crecimiento más rápidas y plantas más grandes.

Mayor resistencia al estrés ambiental

Dado que las plantas carecen de sistema inmunitario, el silicio ayuda a realizar muchas de las mismas funciones y puede considerarse como una súper vitamina para las plantas. Por ejemplo, la adición de silicio les ayuda a soportar temperaturas extremas, ya sea calientes o frías. Esto es especialmente útil para los cultivadores de exterior que experimentan picos altos al mediodía o bajas temperaturas por la noche.

El silicio también forma una capa protectora a nivel intracelular que disminuye la cantidad de pérdida de agua a través de la transpiración, lo que hace que las plantas sean menos propensas a sufrir tanto durante los periodos de sequía, reduciendo la cantidad de estrés que experimentan en casos tan extremos.

Mayor resistencia a los patógenos

Cuando una planta se alimenta con una forma soluble de silicio, lo acumula alrededor del lugar infectado formando áreas selectivamente fortificadas que pueden defenderse de las infecciones por hongos como el mildiu o el oídio. Es decir, como medida de resistencia, la planta usa el silicio para construir una barrera mineral adicional que hace que sea más difícil que las enfermedades y los patógenos entren en la planta.

Mayor resistencia a las plagas

Los expertos en botánica han teorizado durante mucho tiempo, y han demostrado con estudios, que el silicio en el suelo ayuda a disuadir a los herbívoros de comer plantas. El silicio también se acumula en las paredes celulares epidérmicas de las hojas, lo que dificulta la picadura y la succión de los insectos. La alimentación foliar es la mejor manera de garantizar que el silicio se absorba directamente en las hojas, donde se puede usar de inmediato para combatir las plagas.

Mayor absorción de nutrientes

Además de ayudar a prevenir enfermedades y disuadir a las plagas, el silicio también puede ayudar a las plantas a crecer, pues juega un papel instrumental para que las plantas absorban mejor los nutrientes como el magnesio, nitrógeno y potasio, incluso en condiciones de cultivo que no son ideales.

Combate la toxicidad de metales pesados

Los metales pesados ​​en las plantas pueden estresarlas, causando una reducción en el rendimiento y la salud general, además del efecto más obvio y preocupante de ser tóxicos para los humanos que los consumen. La revista ‘Ecotoxicology and Environmental Safety’ publicó un estudio en 2015 en el que se concluía que el silicio alivia la toxicidad de metales pesados los suelos; y reduce la biodisponibilidad de estos metales para la absorción en las plantas.

Aporta funciones metabólicas mejoradas

Se ha demostrado que las plantas cultivadas con el uso de silicio soluble tienen mayores concentraciones de clorofila en el tejido de la hoja en comparación con las plantas cultivadas sin él. También les permite hacer un uso más eficiente del dióxido de carbono (CO2), lo que resulta en un exuberante follaje verde con una estructura de hoja excelente. Las plantas simplemente se ven más saludables y más bonitas. ¿Y quién no quiere plantas buenas y bonitas, verdad?

Posts relacinados